La médica, especialista en cirugía plástica, asegurA que la estética está relacionada con la salud y la satisfacción interior.

Carolina Schneider: “La tendencia estética apunta a resultados naturales”

La médica, especialista en cirugía plástica y fundadora del Centro Libelle, compartió sus motivaciones al elegir su carrera y aseguró que verse bien está relacionado con la salud y la satisfacción interior.

La medicina es una profesión de servicio; y para María Carolina Schneider, fueron precisamente esas ganas de ayudar las que la impulsaron a seguir ese camino.

Egresada con diploma de honor de la Universidad de Buenos Aires; en sus doce años de experiencia, acumuló satisfacciones y mucho aprendizaje.

En Beauty File, le consultamos sobre su recorrido y las próximas tendencias en estética.

– ¿Por qué elegiste la cirugía estética y reparadora?
– Fui muy dedicada en mis estudios. Me encantaban todas las especialidades y también, usar las manos, lo artesanal. Por eso, la inclinación hacia lo quirúrgico era previsible. Además, para ayudar en mi casa, trabajé en los años de facultad como recepcionista en un centro estético y disfrutaba mucho hablar con las pacientes, asesorarlas y comprobar su evolución. Sin dudas, esa experiencia positiva influyó en mi elección.

– ¿Qué satisfacciones tuviste en tu trayectoria profesional?
– Viví experiencias de gran valor humano durante la residencia y también, en el ámbito privado. Muchas mujeres llegan a mi centro de estética cuando están pasando un momento difícil. La decisión de ocuparse de ellas y hacerse un mimo ya las ayuda a mejorar su estado de ánimo. Más aún, cuando advierten los cambios físicos. No hay dudas: verse bien ayuda a sentirse bien.

– ¿Qué tendencias notas en la industria estética?
–  Identifico básicamente 3. La primera es que cada vez las chicas más jóvenes se preocupan por su cara y su cuerpo. No solo desde el punto de vista estético, sino desde el médico.

La segunda tendencia es que los hombres también están mostrando mayor interés en cuidarse y se preocupan por su apariencia.

La tercera es la inclinación hacia tratamientos no invasivos. Si bien todos llegan queriendo verse mejor y asegurarse que están saludables, no quieren recurrir a métodos extremos, sino que tanto el proceso como el resultado sea lo más natural posible.

CENTRO ESTÉTICO LIBELLE

“Quería armar un lugar donde los pacientes pudieran encontrar todo lo referido a la belleza. Que tuvieran a mano desde la opción de tratamientos no invasivos y con aparatología hasta consultas de nutrición, flebología y cosmiatría”, cuenta Ma Carolina.

El primer paso en la materialización de esa idea fue la inauguración de un consultorio, que equipó con la aparatología que compró en cuotas y acondicionó con la ayuda de su familia. Hoy cuenta con tres espacios híper completos, en los barrios Almagro, Belgrano y Recoleta de la Ciudad de Buenos Aires.

– ¿A qué edad se recomienda comenzar con tratamientos estéticos?
– Los cuidados deben empezar en la rutina diaria con, por ejemplo, la hidratación y la ingesta abundante de agua. Luego, el ritmo de vida, la gestualidad, la genética y la alimentación marcarán cuando iniciar las sesiones más específicas. Por lo general, se acercan a la consulta al notar las primeras líneas de expresión.

– ¿Cómo afectan los hábitos el estado de la cara y el cuerpo? 
– Una rutina básica es fundamental. Para el rostro, lo indispensable es limpiar, tonificar e hidratar y después, realizar una terapia específica – como mascarillas– , si fuera necesaria. El cuerpo también necesita cremas y una atención minuciosa.

– ¿Cuál es tu consejo de oro para el cuidado de la piel?
– Mi recomendación fundamental es cuidarse del sol. Es importante usar protector todo el año. Los rayos UV actúan hasta en los días nublados y en invierno. Además, las luces de las pantallas también deterioran la piel. Siempre es preferible maquillarse con un poco de color en lugar de estar bronceada, porque la pérdida de colágeno y queratina por la exposición solar es lo más difícil de tratar y no se opera. Los pacientes llegan a la consulta una vez que presentan mucho daño acumulado y hay que tener en cuenta que un año de sol equivale a cinco de tratamiento.

– ¿Qué le dirías a quienes piensan que la preocupación por la estética es antagónica con la búsqueda de igualdad por parte de las mujeres?
– Creo que no son cuestiones reñidas. Hay que entender que, más allá de lo estético, hay un tema de salud. Una mancha puede ser el síntoma de algo más y por eso, es relevante chequearla. Ser feminista no implica ser descuidada. Las mujeres tenemos derecho a una vida saludable y a sentirnos bien.

– ¿A qué edad se recomienda comenzar con tratamientos estéticos?
– Los cuidados deben empezar en la rutina diaria con, por ejemplo, la hidratación y la ingesta abundante de agua. Luego, el ritmo de vida, la gestualidad, la genética y la alimentación marcarán cuando iniciar las sesiones más específicas. Por lo general, se acercan a la consulta al notar las primeras líneas de expresión.

– ¿Cómo afectan los hábitos el estado de la cara y el cuerpo? 
– Una rutina básica es fundamental. Para el rostro, lo indispensable es desmaquillar, tonificar e hidratar y después, realizar una terapia específica – como mascarillas -, si fuera necesaria. El cuerpo también necesita cremas y una atención minuciosa.

Beauty File by Frumboli RECOMIENDA

Mascarilla nutritiva
Purederm
Avocado Collagen Mask

– ¿Cuál es tu consejo de oro para el cuidado de la piel?
– Mi recomendación fundamental es cuidarse del sol. Es importante usar protector todo el año. Los rayos UV actúan incluso en los días nublados y en invierno. Además, las luces de las pantallas también deterioran la piel. Siempre es preferible maquillarse con un poco de color en lugar de estar bronceada, porque la pérdida de colágeno y queratina por la exposición solar es lo más difícil de tratar y no se opera. Los pacientes llegan a la consulta una vez que presentan mucho daño acumulado y hay que tener en cuenta que un año de sol equivale a cinco de tratamiento.

Beauty File by Frumboli RECOMIENDA

Protector solar en gel
La Roche Posay
Anthelios XL FPS 50+

– ¿Qué le dirías a quienes piensan que la preocupación por la estética es antagónica con la búsqueda de igualdad por parte de las mujeres?
– Creo que no son cuestiones reñidas. Hay que entender que, más allá de lo estético, hay un tema de salud. Una mancha puede ser el síntoma de algo más y por eso, es relevante chequearla. Ser feminista no implica ser descuidada. Las mujeres tenemos derecho a una vida saludable y a sentirnos bien.

Beauty File by Frumboli RECOMIENDA

Mascarilla nutritiva
Purederm
Avocado Collagen Mask

Protector solar en gel
La Roche Posay
Anthelios XL FPS 50+