Descubre cuáles son sus múltiples beneficios en distintos tipos de pelo y las recomendaciones de uso.

Labiales neón: ¿cómo y cuándo llevarlos?

Consejos para unirse a la tendencia de las bocas en colores fluorescentes y brillantes.

Cada temporada surgen ítems que prometen renovar por completo los looks. Para la primavera – verano 18/19, la apuesta disruptiva serán los labios en tonos flúo.

Muy asociados a la moda de los 80, estos colores dejarán de lado su impronta playera y ultra teen y se posicionarán como una opción urbana.

Sus puntos a favor: potencian el makeup de una forma inimaginable, agregan luminosidad a la sonrisa, dan un aire fresco y resaltan el bronceado.

Pero, cuidado. Para sacarles el máximo provecho, es necesario seguir los consejos de las expertas.

¿qué color de labial elegir?

La paleta neón es muy amplia y también incluye versiones poco convencionales, que tienen cada vez más seguidoras.

Rosas: En fuscia o las presentaciones más claras, crean el contraste perfecto con las pieles blancas y las cabelleras oscuras.

Rojos: Pueden ser el sello indiscutido de las femme fatale. Agregan luz y suman una cuota de audacia.

Naranjas: Son recomendados para las pieles bronceadas. Aunque, si el cutis se ve impecable y con las pestañas bien destacadas, pueden ser un complemento para las mujeres de tez más blanca.

Violetas: Desde el lila hasta el púrpura, son siempre osados y más aún, en las variantes flúo. Las morochas, las beneficiadas con este tono.

Verdes y azules: Sus fórmulas más luminosas se unen a la lista. Se trata de elecciones arriesgadas, pero muy favorecedoras para llevar la atención hacia los labios.

¿Ya tienes el  tono perfecto? Entonces, toma nota de los tips que no puedes pasar por alto.

Beauty File by Frumboli RECOMIENDA

Matte Shaker

Barra de labios líquida
Lancôme
Matte Shaker

ELIGE EL TONO IDEAL

labial rojo

Rojo. Un clásico que oscila entre ladrillo y frambuesa.

labial fucsia

Fucsia. Muy versátil dependiendo de la intensidad del tono.

labial naranja

Naranja. Está recomendado para destacar las pieles bronceadas.

labial violeta

Violeta. Queda perfecto con cutis más oscuros. Glossy o mate lucen divinos.

¿cómo y cuando usar un labial neón?

Este tipo de labiales acaparará la atención. Por eso, es importante saber que “menos es más” y que las demás áreas del rostro deben acompañar y no competir.

      • Las sombras discretas, en tonos tierra o con algún pequeño brillo, forman el dúo más apropiado para los labiales neón.
      • Si se trata de un makeup de día; la piel con una base liviana, los labios en un rosa o coral flúo y las pestañas remarcadas serán el formato ideal.
      • Para una alternativa nocturna se puede subir la apuesta al sombreado de los ojos con un toque de glitter o utilizando tonos más oscuros. Siempre como complemento de la boca.

Los labiales flúo son tendencia esta temporada como una opción urbana que comparte protagonismo con las bocas nudes.

PASO A PASO

  Prepara la piel

La fuerza del color neón atraerá toda la atención a la boca. Para que el acabado sea prolijo, se deben preparar los labios. El tratamiento indicado es una exfoliación, con una mezcla de azúcar y miel. Este paso eliminará las células muertas y suavizará la superficie. Luego, conviene sellar con un hidratante o primer (pre base) específico para esta área.

  Define el contorno

Delimitar los labios sumará prolijidad. Puedes usar un delineador de un color similar al del labial o, para evitar contraste de tonos, uno nude o beige. Si se busca dar sensación de mayor volumen, se pueden remarcar el contorno levemente por fuera.

  Neutraliza el color

Para que el verdadero color del labial luzca en su máximo esplendor, es necesario equilibrar el color natural de los labios. Para ello, basta con aplicar con una esponja una capa ligera de base y difuminar.

  Aplica el tono elegido

La mayor precisión se logrará con un pincel. Comienza coloreando el centro del labio y continúa hacia afuera. Una vez colocada la primera capa, presiona un papel tissue para eliminar el exceso de pigmento y vuelve a pintar. Corrige sutilmente el contorno o el color donde sea necesario.