Descubrí todos los detalles del detrás de escena de esta sexta entrega de #chicasdetapa con Guillermina Valdés, sensual y de gala sin dejar su lado rebelde.

Guillermina Valdés, de gala sin perder su lado rebelde

Guillermina trabaja hace años, comenzó su carrera como modelo. Es madre de 4 hijos, dedica sus horas a la actuación y a su propio emprendimiento. De bajo perfil y hogareña, descubrí su lado más sensual en esta producción para “Chicas de Tapa”.

“Con Guillermina nos conocemos desde sus primeros pasos como modelo pero nos volvimos a reencontrar hace un par de años cuando ella retomo su carrera con mucha más fuerza, así que le propuse ser parte de una de las tomas para la muestra de maquillaje #chicasdetapa” cuenta Bettina sobre la relación con la protagonista.

“Es tranquila y muy relajada, la idea fue mostrarla bien arreglada, sofisticada como para un evento de gala pero con una mano haciéndole un tatto, como expresando que en el fondo ella es más rockera y más descontracturada de lo que parece.”

  • chicas-tapa-guille-valdes_04
  • chicas-tapa-guille-valdes_05

“El make up fue como para una gala, suave pero definido. Colores corales y pasteles tanto en ojos, labios y pómulos, pestañas postizas en color negro y un labial rosado matte. En los pómulos también aplique un productos satinado para darle brillo a esa zona que le da luz al rostro.” Desarrolla Bettina.

Este estilo de maquillaje puede ser para alguien como vos o para tu clienta, con un lado algo rebelde pero que no quieren dejar de verse estéticamente sofisticada como para estar impecable y destacarse en cualquier gala.

chicas-tapa-guille-valdes_03

Guillermina posa con Inés García Baltar, la encargada de todos los retratos, y con Bettina. Más allá de lo que pueda parecer, visto desde afuera, ella es muy sencilla y en la intimidad su look es súper natural.

 
Con Guille la idea era resaltar su espíritu rockero, pero sin dejar de mostrarla bella y sofisticada como para una gala y con un tatuador en la espalda expresando esa esencia del rock.